¿Qué es el acabado envejecido para mármol?

El mármol tiene muchas formas de presentación. Este material tiene distintos acabados como puede ser satinado, arenado, labrado, flameado, serrado, amolado, apomazado, pulido brillo, granallado, amolado, apiconado, berrugo, labrado trinchete o envejecido. Este último, el mármol envejecido es uno de los acabados más frecuentes y que puede aportar mayor elegancia a tu hogar. Precisamente por ello, dedicaremos las siguientes líneas a hablaros un poco más en profundidad sobre este tipo de acabado.

En primer lugar, su obtención es bastante compleja dado que se realizan 10 tipos de procesos distintos hasta conseguir la singular textura rugosa que caracteriza a este tipo de acabado. Además hay que resaltar, que durante su proceso no se utiliza ningún tipo de producto químico.

El resultado obtenido es una superficie con cierta rugosidad, algo porosa y un poco satinada. Mediante la aplicación de este acabado, se logra una buena estabilidad de la cara a la alteración atmosférica, siendo siempre recomendable un tratamiento de protección.

Este acabado es de gran utilidad para diferentes lugares del interior del hogar como pueden ser el cuarto de baño (en el aplacado y el suelo), las solerías de viviendas y la decoración de fachadas, locales comerciales y construcción en general.

Por otro lado, su corte y colocación ha de tener los siguientes pasos para poder efectuarse con eficacia:

-En el caso del corte, debe utilizarse una amoladora, radial o máquina de agua. Además no se deben marcar las piezas con rotulador ya que es imposible quitar las marcas de este tipo de productos.

-Es necesaria en la colocación del material un cemento cola especial porcelánico blanco con una llana dentada para evitar que queden zonas huecas y se pueda romper.

Asimismo, si queremos tener este material en buenas condiciones es necesario tener en cuenta una serie de consejos para su limpieza y mantenimiento como son:

-Este tipo de mármol se debe limpiar con productos suaves y neutros como pueden ser jabón de manos o detergente.

-Se ha de prestar un especial cuidado en la cocina, porque el mármol puede absorber las manchas de aceite, y éstas son muy difíciles que pasen inadvertidas.

-Para las solerías, es necesario que se abrillante el mármol con una máquina abrillantadora para mantener el brillo.

Durante el mes de julio en Marmasa podrás disfrutar de forma totalmente gratuita de un acabado envejecido por la compra de cualquier producto de mármol en nuestras instalaciones.