Maison

TEL. 952 35 11 20  | PIÉNSALO EN MÁRMOL

Verano: LUN – VIER: 08:00 H – 13:30 H | 16:30 H – 19:00 H

SÍGUENOS

Algunas curiosidades de la Fontana de Trevi

El uso del mármol es propio de la escultura clásica romana. Entre los numerosos monumentos realizados en la antigua Roma con este material, podemos destacar la conocida Fontana de Trevi, que fue construida en su totalidad con mármol travertino. Es la fuente más grande de Roma, con casi 20 metros de ancho y 26 metros de alto y, sin duda, una de las más bellas del mundo.

La obra fue iniciada por el arquitecto y escultor Nicola Salvi. Su construcción comenzó en 1732 y se finalizó tres décadas después, en 1762. No obstante, Salvi no pudo ver terminada su fuente, ya que falleció antes y fue relevado por Giuseppe Pannini, quien sustituyó las suaves alegorías presentes por esculturas planas de Agripa y Trivia, la diosa romana.

Estuvo en funcionamiento durante 400 años hasta que fue destruida, junto a muchos otros monumentos, en diversas batallas contra los pueblos godos. Posteriormente, el Papa Urbano VIII ordenó reconstruirla para lograr una fuente mayor que daría origen a la que hoy conocemos.

Curiosidades

Una leyenda tradicional sostiene que los visitantes que arrojan una moneda a la fuente aseguran su regreso a Roma. Esta costumbre genera nada menos que un millón de euros al año. Toda la recaudación se destina a fines benéficos.

La fuente ha sido protagonista de la gran pantalla en varias ocasiones. De hecho, una de las escenas más famosas del cine transcurre en la Fontana de Trevi: Marcelo y Sylvia, principales personajes del film La Dolce Vita se bañan en sus aguas. Os recomendamos que no intentéis imitar esta escena si visitáis Roma, ya que está totalmente prohibido meterse en la fuente y la multa ronda los 500 €.

Si quieres conocer otros contenidos interesantes, puedes consultarlos aquí o a través de nuestros perfiles en Facebook y Twitter.